Casa de Salud - Especialistas en atención psiquiátrica Servicios Equipo Instalaciones Tratamiento Programa Ventajas Como Ingresar Preguntas frecuentes Ubiación Blog
Casa de Salud - Especialistas en atención psiquiátrica

• Depresión • Ansiedad • Esquizofrenia • Trastorno Bipolar • TOC

 
Contacto
   

¿Son peligrosas las personas que padecen enfermedades mentales?

La tendencia general es considerar a las personas con padecimientos mentales como violentas o de alto peligro, sin embargo los expertos en las áreas de siquiatría aseguran que la realidad es otra

Aunque sea de forma inconsciente, lo cierto es que a las personas que sufren una enfermedad mental se les mira con miedo, a pesar de que tanto los expertos como las asociaciones mentales no se cansan de decir que los ‘locos’ no son más peligrosos que los ‘cuerdos’. Ahora bien, ¿qué se sabe realmente sobre la relación entre enfermedad mental y peligrosidad?

La tendencia general en los ambientes psiquiátricos defiende que no es posible asociar enfermedad mental con violencia, delincuencia o peligrosidad, pero lo cierto es que los escasos estudios científicos realizados hasta el momento ofrecen resultados contradictorios, publicó el diario el mundo, en su página electrónica.

Por ejemplo, en un estudio clásico se observó que la presencia de una enfermedad mental grave multiplicaba por cinco la probabilidad de conductas violentas durante un año. Igualmente el padecimiento de una psicosis paranoide activa (no remitida de forma estable) se relacionó con mayor riesgo de violencia. Según otros la frecuencia de conductas violentas en pacientes con esquizofrenia puede llegar a ser de tres a 56 veces mayor que en la población general.

Sin embargo otras investigaciones han observado que la frecuencia de conductas violentas en personas con enfermedad mental no difiere de la del resto de la población general de similares características (edad, sexo, condiciones de vida, etc.), siempre y cuando estén estables y no consuman drogas.

Asimismo hay estudios, que incluso, encuentran un menor riesgo de violencia en pacientes con esquizofrenia o síntomas sicóticos activos. En otros se ha visto que el consumo de tóxicos asociado a la enfermedad mental es lo que más aumenta el riesgo de violencia. El abuso de sustancias multiplica por 16 el riesgo de ser detenido y condenado por conducta violenta en personas diagnosticadas de esquizofrenia.

VIOLENCIA CONTRA CORDURA

Otra forma de verlo es comprobar si los que cometen delitos violentos, homicidios, etc. padecen más enfermedades mentales. Pues bien, se ha comprobado en estudios con amplias poblaciones de delincuentes que al menos el 10 por ciento padece alguna enfermedad mental grave, hasta el 40 por ciento de ellos recibe a lo largo de su vida un diagnóstico de esquizofrenia, el 37 por ciento de patología afectiva, pero que sólo el 33 por ciento de ellos mantienen un contacto estable con los servicios de salud mental.

Por otra parte es bien conocido que las personas con enfermedad mental son más víctimas que autores de hechos violentos. Según algunos estudios los enfermos mentales sufren actos violentos o delictivos hasta 14 veces más que la población general.

Por concluir, se puede decir que hay una discreta asociación entre enfermedad mental y violencia, sobre todo si se asocia con sexo masculino, consumo de tóxicos, nivel socioeconómico bajo e incumplimiento del tratamiento.

Como se ve el panorama es complejo. No es fácil simplificar. La locura sigue dando miedo porque se le asocia con pérdida del juicio, comportamiento imprevisible, peligrosidad, extrañeza, incomunicación o incurabilidad.

De ahí derivan la marginación, discriminación y estigmatización que la sociedad dedica a los ‘locos’. Y quizá también la hostilidad, agresividad o violencia que los enfermos dedican a sus familias y allegados.

¿Pero realmente los enfermos mentales son tan peligrosos? ¿O son más bien víctimas propiciatorias de una sociedad injusta y cruel con los diferentes, los raros, los incomprensibles o los incapacitados? ¿Usted qué opina?

Según estudios

Los pacientes con esquizofrenia pueden llegar a ser 56 veces más violentos que los ‘cuerdos’.

El abuso de sustancias multiplica por 16 el riesgo de ser detenido y condenado por conducta violenta en personas diagnosticadas de esquizofrenia.

En los delincuentes

Se ha comprobado que al menos el 10 por ciento padece alguna enfermedad mental grave, hasta el 40 por ciento de ellos recibe a lo largo de su vida un diagnóstico de esquizofrenia, el 37 por ciento de patología afectiva, pero sólo el 33 por ciento de ellos mantienen un contacto estable con los servicios de salud mental.

También son víctimas

Según estos estudios los enfermos mentales sufren actos violentos o delictivos hasta 14 veces más que la población general.

Fuente: red-crucero.com




¿Crees tener un problema o quieres ayudar a un ser querido?

Envía el formulario y en breve nos pondremos en contacto contigo:


Comments are closed.

Facebook Twitter
Copyright © Casa de Salud. Todos los derechos reservados Aviso de Privacidad