Casa de Salud - Especialistas en atención psiquiátrica Servicios Equipo Instalaciones Tratamiento Programa Ventajas Como Ingresar Preguntas frecuentes Ubiación Blog
Casa de Salud - Especialistas en atención psiquiátrica

• Depresión • Ansiedad • Esquizofrenia • Trastorno Bipolar • TOC

 
Contacto
   

La Esquizofrenia es la segunda enfermedad mental más común en México

esquizofreniaResponsable de fuerte gasto para familia y sociedad, la esquizofrenia es padecimiento más frecuente de lo que se piensa, y afecta, sobre todo, a hombres en edad productiva. Su detección suele entorpecerse por prejuicios sociales, lo que dificulta su tratamiento y recuperación.

Es una realidad que la depresión (tristeza, decaimiento emocional y desinterés en lo que antes se disfrutaba) es la enfermedad mental más común en todo el mundo, pero muy cerca de ella se encuentra la esquizofrenia, la cual es problema de salud pública no sólo por su frecuencia, sino porque su costo social es muy elevado y genera severas consecuencias para familia y sociedad.

Dicho trastorno se caracteriza por la pérdida de contacto con la realidad (psicosis) y la presencia de alucinaciones, delirios (percepciones sensoriales falsas), pensamiento anormal y alteración del funcionamiento social. Se cree que la prevalencia —es decir, la probabilidad de que una persona padezca este trastorno a lo largo de su vida—, es 0.5%, mientras la incidencia (número de casos nuevos por año) es 1 por cada 10,000 habitantes.

Los datos en cuestión son revelados a saludymedicinas.com.mx por el Dr. Wascar Verduzco Fragoso, coordinador clínico de Educación e Investigación en Salud del Hospital Psiquiátrico Héctor Hernán Tovar Acosta, perteneciente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y localizado en la capital de la República, quien reconoce que, de acuerdo con estimaciones, en nuestro país existen aproximadamente 500 mil personas con esquizofrenia. “La cifra puede parecer pequeña si se compara con los 110 millones de habitantes que tenemos en total, pero este padecimiento tiene gran impacto porque es crónico (de larga duración) y su tratamiento es muy costoso, ya que los pacientes tienen recaídas que requieren hospitalización 3 ó 4 veces al año”.

Es necesario subrayar que el sujeto inmerso en este mal “se ve afectado en la etapa más productiva de su vida, y es muy frecuente que, cuando no se rehabilita, la familia designe a alguno de sus miembros para que se haga cargo de él permanentemente, lo cual afecta a la economía grupal y a la productividad del cuidador”, afirma el entrevistado.

Problemas a la vista
Toda enfermedad tiene mejor pronóstico cuando se descubre tempranamente y a partir de ello se inicia el tratamiento indicado. La esquizofrenia no es la excepción a la regla, aunque hay que decir que el diagnóstico oportuno se complica debido a estigmas (mala fama) y prejuicios sociales que hay en México. Por ello, el tiempo que transcurre entre las primeras manifestaciones y el diagnóstico es de dos años, en promedio.

Las instituciones médicas del país, dice el Dr. Verduzco Fragoso, deben apostar por darle mayor difusión a estos temas y establecer pautas educativas que se relacionen con los aspectos más comunes de las enfermedades mentales. Por ello, afirma el psiquiatra egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es sumamente importante dar a conocer los síntomas del padecimiento, los cuales se pueden dividir de la siguiente forma:

* Síntomas positivos. Corresponden a la locura como tal, es decir, signos psicóticos o de comportamiento extraño del paciente.
* Síntomas negativos. Se relacionan con el estado de ánimo y se caracterizan por tristeza, depresión y dificultad para disfrutar las actividades cotidianas.
* Funciones cognoscitivas. Tienen que ver con el funcionamiento global del sujeto, lo que se traduce en merma en su capacidad de concentración, atención, aprendizaje y fluidez verbal.

Generalmente, explica el entrevistado, “los pacientes inician con un estado de ansiedad y tendencia al aislamiento cuando se percatan de que algo les pasa, ya que escuchan voces dentro de su cabeza sin que haya una fuente evidente de sonido; es decir, hay alucinaciones e ideas delirantes”.

Abunda el experto: “Cualquier persona que se encuentra sola en casa se sorprendería al escuchar una voz que lo llama por su nombre; entonces buscaría el origen del sonido y, si no lo encuentra, lo más seguro es que no le dé importancia. Sin embargo, cuando esto se vuelve cotidiano surge mucha ansiedad, y quien experimenta este tipo de episodios se da cuenta de que algo no funciona adecuadamente, pero en vez de pedir ayuda se queda callado para no ser juzgado como loco”.

Así las cosas, señala el coordinador de la Sección Académica de Esquizofrenia de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, los síntomas tienden a avanzar, incluida la ansiedad, y se genera en el paciente la percepción de que los demás quieren hacerle daño, es decir, se instala en él una idea delirante, sin razón de ser ni lógica. Es común que el individuo empiece a hablar solo (el enfermo le responde a la voz que escucha), que sospeche de quienes le rodean y que se oriente a vigilar exageradamente todo lo que sucede en torno suyo (paranoia).

“Aparece una actitud deductiva y agresiva, lo que es comprensible por la ansiedad que genera la situación. Todos haríamos lo mismo si nos viéramos amenazados, con la diferencia de que la amenaza del esquizofrénico proviene de su interior”, asevera el entrevistado.

Por lo general, hasta este momento la familia empieza a buscar solución, toda vez que la conducta del afectado es ingobernable. Su comportamiento tiende a ser destructivo, refiere el psiquiatra, y por ello es frecuente que arroje objetos, agreda a los vecinos o se meta en problemas que hacen necesaria la intervención de la policía, lo cual genera, casi siempre, el primer contacto con el área de salud mental.

Las cosas suceden así, dice el experto, por el contexto sociocultural en que nos desenvolvemos, caracterizado por ideas falsas que hacen que gran sector de la población, en vez de buscar ayuda especializada, recurra a otras alternativas (limpias, ritos, mandas) que retrasan su diagnóstico y posible recuperación.

De causas y tratamientos

La enfermedad esquizofrénica tiene origen multifactorial, comenta el Dr. Wascar Verduzco, “y cuando los médicos hablamos en estos términos resulta que en realidad no sabemos la causa verdadera. Se ha hablado de la presencia de problemas en la gestación y el parto e, incluso, de microorganismos, pero no son más que hipótesis; lo que sí sabemos es que existe importante carga hereditaria”.

Sin embargo, afirma el especialista, “se considera que dopamina y serotonina, dos de los 70 neurotransmisores (sustancias que permiten la comunicación entre células cerebrales) que se conocen con amplitud, pueden ser responsables de los síntomas debido a que se desequilibran; es decir, se encuentran en exceso en algunas zonas del cerebro y son escasas en otras. Por eso, todas nuestras estrategias de tratamiento se enfocan a estabilizar dichos compuestos, aunque desafortunadamente la acción de los medicamentos no es selectiva —en términos coloquiales diríamos que ‘agarran parejo’— y desencadenan reacciones secundarias. En pocas palabras, podemos mejorar en algo la situación del paciente, pero también le generamos efectos colaterales”.

Las reacciones no deseadas a las que se refiere el entrevistado se vinculan con aumento de peso y aprovechamiento de los alimentos, “lo que es grave para los pacientes mexicanos porque todos sabemos que somos país de obesos —de hecho, ocupamos el segundo lugar en todo el mundo—, y que ello determina la aparición del síndrome metabólico (cifras elevadas de presión, azúcar y colesterol sanguíneos, es decir hipertensión, diabetes e hipercolesterolemia) o enfermedades circulatorias”, sentencia.

La salud mental no es prioridad para los gobiernos del planeta y resulta particularmente triste que en México sólo se le asigna a este rubro 2% del presupuesto destinado a la salud en general. Por ello, concluye el psiquiatra, “estamos obligados a optimizar los recursos que tenemos y a generar planes estratégicos para que haya mayor difusión en cuanto al conocimiento de los trastornos mentales, tanto a través de eventos académicos de actualización como de foros de discusión abiertos a la población; tal vez así crearíamos condiciones para intervención oportuna y tratamiento de individuos con esquizofrenia”.

Fuente: saludymedicinas.com.mx

Comments are closed.

Facebook Twitter
Copyright © Casa de Salud. Todos los derechos reservados Aviso de Privacidad